UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN SOBRE EL SUFRIMIENTO

 

flower down

 

Hace unos días, estaba leyendo un artículo sobre el sufrimiento, que me ha hecho reflexionar. Tal y  como lo he experimentado a lo largo de mi vida, el sufrimiento es algo distinto al dolor, lo contiene, y a la vez, lo amplifica y es, por tanto, una e-lección.

El dolor nos permite ponernos en contacto con esas partes más profundas nuestras, sumidas en la sombra, llenas de recuerdos y de memorias, y nos lleva a desear, en muchas ocasiones, conocer que hay ahí, en ese lugar de exclusión, para poder llevarlo a la luz y transformarlo. Es una espacio neutro desde el que nos podemos observar y observar las circunstancias que nos rodean, sin dejarnos arrastrar por ello.

Por su parte, el sufrimiento, es una energía muy distinta…nos paraliza y nos estanca, nos lleva a sumirnos en un mar de emociones, del que muchas veces, no sabemos cómo salir, nos ancla a aquello de lo que queremos “escapar” y le da cada vez más fuerza y más presencia en nuestra vida. Es como estar subid@s en un tiovivo que alguien controla desde fuera de nosotr@s, y que parece, que no tenemos ningún poder para parar. 

La conclusión es que somos mucho más poderos@s que cualquier situación que estemos viviendo; el hecho de tomar consciencia de ello, nos lleva de vivir en la parte inferior de la conciencia, en una sucesión de automatismos imposibles de “controlar”, a una conciencia superior, desde la que podemos darnos cuenta del valor intrínseco que tenemos, por el hecho de ser, de estar, y de respirar, y desde donde podemos aprender a amarnos y a amar genuinamente, el mayor reto que tenemos tod@s los seres humanos, en la actualidad, y a lo largo de la historia.

Nada más y nada menos. Disfrutemos de este privilegio.

¡Feliz Jueves!

Responder