LO QUE ACEPTAS TE TRANSFORMA

 

 

 

free live butterfly wallpaper 20146  

Hay una frase de Carl Gustav Jung que me gusta especialmente:

 “Lo que niegas te somete, lo que aceptas, te transforma”

 Todo lo que no queremos en nuestra vida se multiplica y lo que queremos, también, todo depende de dónde pongamos nuestra atención: allá donde va la atención, va la energía. Cuando decimos “no quiero más de esto”, “no quiero sentirme así”, no quiero, lo que sea, le estamos dando fuerza a este tipo de pensamientos…tenemos que tener muy en cuenta que el subconsciente no entiende el NO y lo obvia, es decir, no lo interpreta, por lo que en realidad, lo que estamos diciendo es “quiero más de esto, lo quiero es sentirme así”, etc.

Para cambiar esta situación, el primer paso es la ACEPTACIÓN del momento presente como un regalo (presente=regalo) que nos ofrece la vida, para tomar conciencia de lo que nos pasa y para qué y crecer, madurar. Cuando nos resistimos a lo que nos sucede, cuando lo negamos o intentamos apartarlo de nosotros/as desde la rabia, la impotencia, la culpa, o lo que sea que surja en ese momento, parece que eso que queremos alejar cobre fuerza, y se multiplique. Sin embargo, cuando aceptamos lo que nos llega en cada momento, aunque no nos guste, ni sea lo que esperamos, completamente libres de juicios, reaparece una cualidad de paz interior, un estado de la mente que nos permite dejar su inacabable parloteo a un lado, para escuchar cada vez más al corazón. Nuestro corazón es, en su infinita sabiduría, nuestro gran consejero, siempre está dispuesto a guiarnos hacia donde verdaderamente tenemos que ir, hacia el propósito de nuestra vida.

Aceptación=transformación versus Negación=sometimiento.

La decisión está siempre en nuestras manos…

Otro paso importante dentro de nuestro camino evolutivo es el de enfocarnos en lo que deseamos conseguir a partir de ahora, en como queremos que sea nuestra “nueva vida”. Nuestra mente subconsciente nos está apoyando permanentemente en nuestros deseos, su función es asegurar nuestra supervivencia y la consecución de nuestros objetivos. Cuanto más nos centramos en lo que queremos conseguir, más información le estamos dando sobre cómo queremos que sea nuestra vida y más la estamos animando a cooperar con nosotros/as en el logro de nuestros sueños. Si lo que deseamos es dejar de sentirnos “mal”, tensos/as, estresados/as, cansados/as, etc., tenemos que dirigir nuestra atención a nuestra meta final, por ejemplo, sentirnos relajados/as y tranquilos/as, disfrutando y en paz, independientemente de las circunstancias externas.

La ACEPTACIÓN tiene el PODER de transmutarlo todo, cuanto más espacio le demos en nuestra vida cotidiana, más cerca estaremos de estar en paz con nosotros mismos/as y más conectaremos con la capacidad de crear nuestra vida, tal y como la deseamos.

NAMASTÉ!

 

 

 

Responder